Cuida tu salud sexual

Si eres sexualmente activo puede ser que pienses que a ti nunca te va a pasar, que si estás con alguien que tiene una ETS serás capaz de darte cuenta enseguida, que usar el condón no es necesario porque conoces bien a esa pareja sexual. Pero ¿sabías que cada día más de un millón de personas contraen una infección de transmisión sexual alrededor del mundo? Y la mayoría de ellas no presentará ningún síntoma. Esta es la cifra de contagios que estima la Organización Mundial de la Salud (1), por eso saber cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual es básico para mantener tu salud y disfrutar del sexo con el menor riesgo posible.

¿Sabes cómo hacerlo? En este artículo de Durex te explicamos las causas, principales formas de contagio y cómo reducir el riesgo de contraer una ETS.

Causas de las enfermedades de transmisión sexual

Antes de saber cómo evitar contagiarte de una ETS, es importante entender cuál es su origen. Hay más de 20 tipos de enfermedades de transmisión sexual (2) que pueden estar causadas por distintos tipos de infección. De este modo, podemos clasificar las enfermedades de transmisión sexual en tres tipos distintos según su origen (3):

Infección por virus

Las infecciones de transmisión sexual por virus son frecuentes y abarcan enfermedades como el herpes el VIH o el VPH, la ETS más común a nivel mundial. Es tan frecuente que, de acuerdo con la Academia Española de Dermatología y Venerología, hasta 75% de las personas sexualmente activas han podido contraer VPH en algún punto de su vida (4).

En algunos casos nuestro cuerpo puede combatir y eliminar el virus por sí solo, como puede suceder con el papilomavirus, pero en otros casos, como cuando nos contagiamos de herpes genital o VIH, el virus permanecerá en el organismo sin que exista un tratamiento capaz de eliminarlo. 

Infección por bacterias

Algunas bacterias pueden causar enfermedades de transmisión sexual como la clamidia, la gonorrea o la sífilis. La mayoría de estas enfermedades pueden tratarse con antibióticos si se detectan a tiempo, pero en estados avanzados pueden tener importantes consecuencias sobre la salud que no pueden ser revertidas con ningún tratamiento.

Infección por parásitos

También es posible que una ETS se produzca por el contagio de parásitos, como es el caso de la tricomoniasis o los piojos públicos, también conocidos como ladillas. Las infecciones de transmisión sexual por parásitos cuentan con tratamiento, que debe ser administrado por un profesional sanitario.

Cómo se contagian las ETS

Para prevenir las infecciones de transmisión sexual es básico entender cómo se contagian y qué acciones pueden poner tu salud sexual en riesgo.

Las principales vías de transmisión de las ETS son (5):

  • El sexo vaginal, anal u oral, por eso cualquier persona sexualmente activa está en riesgo de contraer una ETS, especialmente cuando se mantiene sexo sin protección o se tienen múltiples parejas sexuales. Es importante destacar que para que una ETS se transmita mediante el sexo no es necesario que haya eyaculación, la simple penetración o el sexo oral pueden favorecer el contagio.
  • En el caso de enfermedades en las que hay brotes o úlceras en la piel, como el herpes genital o la sífilis, si la persona infectada tiene una de estas lesiones la ETS también podría transmitirse por el roce entre genitales.
  • Compartir objetos que puedan contener rastros de sangre, como jeringas, cuchillas o cepillos de dientes es otra de las formas de contagio de ETS que se transmiten por el contacto con sangre infectada, como la hepatitis o el VIH. 

Es decir, las enfermedades de transmisión sexual se contagian a través del contacto con los fluidos corporales de la persona infectada, tales como el semen, el flujo vaginal o, en algunos casos, la sangre. Por lo tanto, durante el acto sexual es fundamental hacer uso de una barrera protectora como lo es el condón o las barreras bucales, en el caso del sexo oral. Además, es esencial que evites cualquier contacto sexual si detectas la presencia de una verruga, úlcera o lesión genital en la zona íntima de la otra persona. 

Por otro lado, compartir jeringas o cuchillas puede favorecer el contagio de peligrosas ETS como la hepatitis B o el VIH, por lo que esta práctica se desaconseja por completo.

Es importante recordar que la mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual no presentan síntomas visibles, por eso no siempre es posible identificar cuándo una pareja sexual tiene una infección de este tipo a simple vista. 

Cómo prevenir las enfermedades de transmisión sexual

Para reducir el riesgo de contraer una ETS es importante usar el condón en todas tus relaciones sexuales, especialmente si tienes sexo con parejas ocasionales o tienes múltiples parejas.

El condón es el único método anticonceptivo que ayuda a reducir el riesgo de infección de transmisión sexual, con una efectividad de entre 80 y 90% en la protección contra las ETS (6), siempre que se use de forma adecuada y durante todo el sexo. Puedes optar por preservativos de látex de caucho natural, pero si eres alérgico al látex los condones de polisopreno, también ayudan a reducir el riesgo de ETS.

Otras alternativas como las pastillas anticonceptivas o los parches hormonales, si bien ayuda a evitar un embarazo no deseado, no tienen ningún efecto contra el contagio de enfermedades de transmisión sexual. 

Del mismo modo, es importante recordar que usar otros objetos para protegerse, como globos o bolsas, no es efectivo y, por el contrario, puede ocasionar infecciones y afectar tu salud.

LO MAS IMPORTANTE ES CUIDAR DE TI

3 batidos cargados de frutas y vitaminas para elevar el sistema inmune

Una buena alimentación es clave para tener un buen sistema inmune, e consumo de frutas y verduras es muy importante, consumir estas frutas en forma de jugos o batidos es una buena forma, ya que se concentra todos los nutrientes en uno solo.

Cuidar de nuestro sistema inmunológico es muy importante para evitar el asedio de las enfermedades; unas buenas defensas actúan como un ejército que está preparado para defender nuestro cuerpo. El sistema inmune tiene como misión identificar y destruir cualquier cuerpo extraño, esto es posible gracias a los linfocitos o glóbulos blancos y los anticuerpos que son moléculas de proteínas. A continuación 3 maravillosos batidos para subir tu sistema inmune:

1. Jugo multivitamínico

Esta bebida además de ser refrescante tiene varios nutrientes como potasio, vitamina C, ácido fólico y vitamina A, este se puede tomar después de una comida liviana y tiene muchos beneficios.

Ingredientes

  • 1 granada
  • 4 albaricoques
  • 1/2 limón
  • 1 naranja
  • 4 onzas de piña
  • 8 onzas de uvas
  • 1/2 hielo picado
  • 1 vaso de agua

Preparación

  • lavar muy bien todas las frutas
  • extraer las semillas de la granada
  • pelar la piña, naranja y limón
  • deshuesar los albaricoques
  • se introduce todas las frutas y el vaso de agua en una licuadora y se la bate bien
  • agregar hielo si se quiere , agregarlo mientras se está batiendo.

2. Jugo otoñal

Este jugo es una mezcla de zanahoria y calabaza, estos dos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes. Esta combinación ayuda a fortalecer el sistema inmune.

Ingredientes

  • 1 zanahoria grande
  • 1 rodaja de calabaza

Preparación

  • la calabaza y la zanahoria se lavan y se pelan
  • los dos se colocan en un extractor de alimentos
  • colocar agua en el líquido extraído
  • servirlo en un vaso y disfrutarlo

3. Jugo tropical

Este jugo tiene gran cantidad de vitamina C al combinar varios cítricos, esta vitamina es de suma mportancia para elevar las defensas y hacer que el sistema inmune trabaje al cien por ciento. Es recomendable ingerirlo en ayunas.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua
  • 2 puñados de fresas
  • 1 guayaba
  • 2 naranjas

Preparación

  • se extrae el jugo de las naranjas
  • se cortan la guayaba y las fresas
  • se coloca el jugo de naranja con la guayaba y fresas dentro de una licuadora
  • batirlo hasta que esté todo integrado.

En casa verde solo nos importas tu

Brindarte una atención de calidad es nuestro mayor compromiso.

Por eso te invitamos para que conozcas todos nuestras direcciones en el ciudad de Bogotá.

Tu mejor alternativa para cuidar tu salud

  • Casa Verde Chapinero – Calle 57 # 13-36 – 315 2467900 (601 7225404)
  • Casa Verde Restrepo 1 – Calle 18 sur # 24-20 – 318 29819889 (601 4672260)
  • Casa Verde Restrepo 2 – Cra 24 # 17-36 sur – 318 5400695 (601 7023353)
  • Casa Verde Kennedy – Calle 37 sur # 78H -04 – 317 3544488 (601 4674753)

LINEA NACIONAL 313 8124800